Tarta

Tarta Bicolor de Nata y Fresa

Los años pasan en un suspiro y servidora ya ha sumado uno mas a su cuenta particular… Y en nada ya cumplirá un añito este blog… tendré que pensar en algo especial… Tal vez, una tarta, jejeje

Pero vayamos por orden, para mi cumpleaños he preparado esta tarta de nata y fresa con el relleno de dos colores, todo muy rosa y muy festivo, para que no decaiga el animo!!!

Necesitaremos:

Utensilios

  • Molde de 18 cm
  • Espatulas
  • Base giratoria
  • Cake Drum
  • Booquilla redonda
  • Manga pastelera
  • Banderola para decorar
  • Molinillos de papel

Ingredientes

  • Dos planchas de bizcocho
  • Bizcochos alargados
  • 250 gr queso philadelphia
  • 500 ml. nata
  • 300 gr de Azúcar glas
  • Gelatina en polvo
  • Colorante rosa
  • Sprinkles, piruletas o lo que querais para decorar
  • Fresas naturales (8 o 10) o pasta de fresa chef delice
  • 175 gr. de mantequilla

Lo primero que haremos será preparar el bizcocho para hacer las planchas, a poder ser, el día anterior para poder cortarlo bien, Podéis usar cualquier receta, bien un bizcocho de yogur, bien un genovés, el que queráis. Incluso si no tenéis tiempo,  podéis comprar del que ya viene cortado.

En este caso, yo he hecho un genovés y he cubierto los laterales con bizcochos para poderle dar cobertura, podríamos prescindir de ellos si cortamos el bizcocho en tres y hacemos capas, pero se perdería el efecto bicolor al cortar,

Montamos la tarta colocando una plancha de bizcocho en la base y los bizcochos por toda la circunferencia del molde.

Montamos la nata que debe estar muy fría y le añadimos una cucharadita de gelatina disuelta en un poco de agua tibia para que quede consistente. La endulzamos al gusto. Reservamos la mitad a la que añadiremos las fresas trituradas o la pasta de fresa.

Con la ayuda de dos mangas pasteleras, distribuimos los  rellenos, el de nata por todo el circulo exterior  y la fresa por el interior.

Así…

Tapamos con la otra plancha de bizcocho y lo dejamos dos o tres horas en la nevera para que coja consistencia.

Preparamos el cheesecream frosting batiendo el queso con la mantequilla y el azúcar glas hasta conseguir un buttercream cremoso y un poco denso, aunque debemos recordar que al ser de crema de queso es mas difícil obtener una crema optima para hacer filigranas. Si queremos una decoración mas elaborada es mejor usar un buttercream básico o con chocolate. Una vez en su punto, lo teñiremos al gusto en dos tono  de rosa.

Desamoldamos la tarta y la pasamos a un cake drum ( esas bases de carton grueso para tarta o similar)lo colocamos en   la base giratoria y lo cubrimos con el frosting con la ayuda de una espátula. En la parta superior haremos lagrimas en diferentes colores usando una boquilla redonda.

Le daremos un toque festivo cubriendo los laterales con los sprinkles y decorando con las piruletas, las banderolas y unos divertidos molinillos.

Y así quedará el corte…

Y un año mas a la saca….

 

Deja un comentario