Tarta

American Apple Pie

Bueno, después de sobrevivir al bloqueo de mi página y a mis propios achaques cuelgo una nueva receta, con mas de una semana de retraso… Y lo malo es que no podré hacer nada mas (literalmente) hasta dentro de al menos una semana mas… ay, no podemos hacernos mayores…

Pero no hay nada en el mundo que pueda levantar mas la moral, que una riquísima y hogareña tarta de manzana. A mi me ha recordado la típica tarta que las abuelitas de los dibujos animados dejan enfriar en el alfeizar de la ventana, a merced del primer Oso Yogui que por allí pase…

Y además (insertar redoble de tambor) he aquí una de esas recetas que no había preparado ni una sola vez en mi vida, y que con toda mi alegría comparto con vosotros a la vez que intento enseñaros como se hace.

Así que, por si las moscas y coma la receta proviene de Joy of Baking, os dejo este enlace donde encontrareis un magnífico vídeo tutorial, con explicaciones muy detalladas.

Aunque como siempre intentaré hacerlo lo mejor posible a la hora de explicarme, y espero que esto os anime aun mas a prepararla, pues queda claro que no hay nada como liarse la manta a la cabeza y lanzarse sin red.

Preparados para saltar…

Para la masa:

En este caso voy a usar masa quebrada comprada, pero pronto os colgaré la receta para hacerla en casa, junto a una la receta de una de mis variantes preferidas de este postre, la tarta de manzana y tomillo.

Ingredientes para el relleno

  • Dos discos de masa quebrada (o brisa)
  • 6 -8 manzanas del tipo que mas os gusten
  • 50 gr de azúcar blanco
  • 55 gr de azúcar moreno
  • Una cucharada de zumo de limón
  • una pizca de sal
  • una cucharada de canela
  • 25-28 gr de mantequilla sin sal
  • 15 gr de maizena
  • un huevo

 

 

Pelamos y cortamos las manzanas. Las echamos con un bol y les añadimos el zumo de limón, removemos bien para que se impregnen y no queden negras. Seguidamente espolvoreamos la sal, los dos tipos de azúcar. Volvemos a remover para que llegue a todos los pedazos de manzana y lo dejamos reposar entre dos y tres horas.

Una media hora antes del fin del tiempo de maceración pasamos la mezcla a un colador y dejamos que se escurra totalmente.

En un molde bajo para tartas, colocamos el primer disco de masa. Lo reservamos en la nevera cubierto con papel film. El segundo disco lo desenrollamos y lo dejamos también dentro del frigo.

Recuperamos el jugo escurrido de la mezcla de manzanas, y lo ponemos en un cazo apto para microondas unos 6-8 minutos o también poniendolo a fuego lento (yo lo hice a fuego), le añadiremos la mantequilla y dejaremos reducir hasta que nos quede un líquido espeso y oscuro.

Añadiremos la maizena a los cortes de manzana antes de añadirle el almíbar resultante del jugo y la mantequilla y mezclamos todo para que quede bien repartido y llegue a todos los trocitos.

Sacamos el molde de la nevera, lo dejamos reposar unos cinco minutos y vertemos en el las manzanas, formando una pequeña montaña en el centro de la tarta.

Cubrimos con el segundo disco.

Tenemos que sellar la tarta de manera que la masa que hace de cobertura deberá sobresalir unos centímetros, y con este sobrante, humedeciendo un poco la masa, doblareis hacia dentro para sellar la tarta y que no se nos salgan ni los jugos ni el relleno. Es decir, haremos un pliegue.

Si el molde que usáis es rizado, ya quedara con la típica forma de tarta, si no, hay que hacerlo usando los nudillos de la mano como guía, presionando hacia el hueco que se forma entre estos.

En mi caso como no tenia molde bajo, ni liso ni rizado, usé un molde normal para bizcochos  de 18, y bueno, no quedo del todo mal, tal vez un poco irregular, pero bastante aceptable.

Una vez sellada la tarta y decorada con su tradicional forma (o dejándola lisa, que tampoco pasa nada) haremos sus no menos tradicionales incisiones en forma de estrella, mediante un cuchillo afilado. Esto tiene sobretodo un fin práctico, al dejar salir el vapor de la cocción.

Un consejo, servidora es un poco bruta, y no se fijo lo suficiente en que quedaran centrados y uniformes… no caigáis en el mismo error.

Una vez lista, la cubriremos con film, y la dejaremos 15-20 minutos en la nevera.

Precalentamos el horno a 190ª.

Sacamos la tarta de la nevera y la pincelamos con huevo. Horneamos unos diez minutos y bajamos el horno a 180º y dejamos cocer durante una media hora mas o menos.

Comprobamos si esta hecha pinchando las manzanas por los agujeros que hemos hecho. Si es tan tiernas, es que esta lista.

La retiramos y la dejamos enfriar… en el alfeizar de la ventana…

O en una rejilla, jeje

apple6

Vale, reconozco que me olvidé de pintarla con el huevo….

apple1

apple5-2

apple2-2

 

Deja un comentario