Otros postres

Tartaletas de coco y mousse de piña

¿Quien no se ha imaginado alguna vez tumbado en una playa de arena blanca, con  un cóctel tropical en la mano, bajo un cielo radiante y con el relajante susurro del mar como banda sonora? Si… ha llegado el buen tiempo y empezamos a divisar a lo lejos, las vacaciones,  y aun a sabiendas de que probablemente no visite ninguna playa paradisíaca, se apoderan de mi las ganas de veranito y de postres refrescantes.

Así que para invocar al espíritu de las vacaciones futuras, he preparado esta receta suave y tropical, que espero que os guste tanto como a mi.

Las tartaletas vistas en Oh!Nuts, que es una tienda on-line, pero da recetas para alguno de sus productos, pero a veces de enlace a enlace, acabo descubriendo cosas interesantes.

 La receta de la mousse de frutas de Comida un como.

 Para las Tartaletas:

150 g de coco rallado
2 claras de huevo (L)
60 g de azucar

Preparación

En un bol mediano mezclar el coco, las claras y el azúcar con una cuchara o espátula de madera. Integrar bien todos los ingredientes hasta que deje de estar pegajosa y podamos darle forma sin que se deshaga.
Preparamos un molde de Cupcakes (o mini Cupcakes) engrasando con un poco de aceite o mantequilla (también sirve el spray, aquellos que lo tengan). Cogemos una cucharada de pasta de coco y forramos la cavidad presionando ligeramente con los dedos.También podéis usar capsulas de papel y seguir el mismo procedimiento.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Lo introducimos en el horno y dejamos que se cuezan hasta que los bordes queden dorados, el interior debe quedar blanco y más tierno que el borde.

coco3

Para la mousse de piña

500 g de piña (almibar o al natural)

5 cucharadas de leche condensada

200 ml nata líquida

2 hojas de gelatina neutra

Hidratamos la gelatina poniéndola en un plato con agua unos minutos.

En la jarra de la batidora ponemos la piña troceada y la leche condensada. Reservamos.
Ponemos un cazo al fuego con el jugo o almíbar de la piña, y cuando esté bien caliente pero sin llegar a hervir le añadimos la gelatina hidratada. Pasamos la mezcla a la batidora donde tenemos la piña troceada y la leche condensada y lo trituramos todo.
Montamos la nata con un poco de azúcar y le incorporamos poco a poco el preparado anterior con cuidado que no baje la nata.

Dejamos reposar en la nevera hasta que cuaje.

En las tartaletas ya frías, colocamos una porción de la mousse con una cuchara para helados y la decoramos al gusto, en este caso con frutos del bosque y unas sombrillas de cóctel para darle un toque de color,

DSC_0219 (2)

Deja un comentario