Galletas

Galletas de cristal: Lamparita navideña

Y  con esto empezamos las recetas navideñas…

Es la segunda incursión en el tema de las galletas de cristal, aunque esta vez he probado con algo un poco mas complejo.

 

En los últimos tiempos he visto que las galletas dan mucho juego. Se puede crear prácticamente cualquier cosa, con la debida paciencia y como siempre, practicando mucho.

Aun así, a mí me gusta dar fe de mis avances sea cual sea el resultado, no solo publico lo que considero que ha quedado perfecto, lo publico todo, a excepción de los desastres incomestibles, claro.

Puede que la próxima vez que haga una lampara, o cualquier cosa que deba ensamblar, corte las galletas mas finas y puede también que ya que estoy en terreno desconocido, no use isomalt en lugar de caramelos, o si lo uso ya tendré mas nociones de como hacerlo y no me lanzare de manera enloquecida y totalmente inconsciente de lo que hago.

Sea como sea, mi lamparita ha quedado algo rustica, pero muy mona y enseguida os cuento como la he hecho y que vamos a necesitar para hacerla.

Podéis encontrar la receta que he usado aquí Galletas de Cristal

También necesitaremos cortadores en forma de estrella y uno en forma de reno (o de lo que mas os guste), colorante alimentario, un poco de vodka y si vais a usarlo, el isomalt. También necesitaremos glasa real para unir las piezas, esta vez yo he usado una de preparada de la marca Renshaw.

El isomalt son unas perlitas que se pueden disolver y que se suele usar en decoración pues no se cristaliza tan rápido como el azúcar, También se pueden comprar ya tratadas en forma de gema, Lo podréis encontrar en cualquier tienda especializada, yo lo he comprado  aquí 

Las medidas que he usado para el corte son tres planchas de 12 cm de ancho x 8 de alto (para el frontal, la base y la parte trasera) y dos de 8cm de ancho por 8 cm de alto (para los laterales). Las planchas son de 10mm de grosor, aunque a toro pasado creo que nos irán mejor de 8 o incluso de 6.

 

Ya tenemos la base de nuestras galletas de cristal preparadas.

Una vez frías, las pintamos al gusto usando colorante alimentario diluido en algún licor transparente tipo vodka. Yo he usado color blanco en polvo de la marca Rainbowdust.

Si nos hemos decidido por el isomalt, es el momento de derretirlo  en el microondas a pequeños intervalos de 30 segundos, con mucho cuidado pues alcanza una temperatura muy alta. Una vez conseguido,ponemos la galleta sobre papel de horno y  lo vertemos en el hueco en forma de reno. Veréis que enseguida se vuelve denso y empieza a hacer hilos como si fuera caramelo. En resumen, tenemos que actuar rápido.

Dejamos enfriar, retiramos el papel y ya lo tenemos listo.

Ahora es el momento de ensamblar nuestra lamparita navideña. Usaremos la glasa real como pegamento y uniremos todas las piezas con ella.

Y aquí la tenemos, preparada para brillar y totalmente comestible y navideña.

Deja un comentario