Galletas

Galleta Hombre de Jengibre

Esta simpática galleta de jengibre en forma de hombre, que al parecer data  del siglo XV cuando la propia Isabel I de Inglaterra las regalaba a sus invitados, se ha hecho aquí muy popular gracias a la película «Shrek» y a un sinfín de telefilms navideños.

En lo que a nosotros nos ocupa, esta galleta no es difícil de preparar y da mucho juego a la hora de decorarla… Hombres de jengibre sonrientes, tristes, acongojados y medio mutilados, de todo encontrareis en la red. ¡A gusto de consumidor, oiga!

Para prepararla he utilizado la receta que aparece en «El plato típico».

Necesitamos los siguientes ingredientes:

  • Mezcla de especies (jengibre, canela clavo y nuez moscada. Media cucharada de cada.
  • 100 gr de mantequilla a punto pomada
  • 1 yema de huevo
  • 100 gr de azúcar moreno.
  • 125 gr de miel (también puede ser melaza o miel de caña)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • Media cucharadita de levadura.

Para la glasa real:

  • 2 claras de huevo (huevos grandes o la medida correspondiente de claras esterilizadas)
  • 200 gr de azúcar glas
  • Media cucharadita de limón

También necesitaremos:

  • Cortador en forma de hombre
  • Colorantes para la glasa
  • Espátula
  • Boquillas y mangas pasteleras
  • Bandejas de horno y papel de horno

Empezaremos batiendo la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y sin grumos. Le añadimos la yema, la integramos  y hacemos lo mismo con la miel.

Tamizamos la mezcla de harina,  especies,  bicarbonato, sal y  levadura. Vamos incorporando el preparado de ingredientes secos a la mantequilla batida con el azúcar y la miel. Si estas usando procesador,  necesitarás el accesorio amasador. Si lo haces a mano, cosa bastante fácil en este caso, espolvorea un poco de harina en la superficie de trabajo y amasa hasta que quede una masa lisa.

En este punto he variado un poco el proceso de la receta original, he actuado como si hiciera galletas de mantequilla y en lugar de hacer una bola y meterla en el frigo, he dejado reposar la bola para que perdiera humedad y la he partido en cuatro para estirarla antes de dejarla en la nevera. Necesita enfriar al menos una hora.

Aquí podemos ver el proceso.

Vamos cogiendo las porciones y las estiramos. Hay quien lo hace entre dos hojas de papel de hornear para que no se pegue, pero hay que ir con cuidado que no salgan arrugas en el papel y pasen a la masa.

Otra forma de hacerlo es estirarla sobre un tapete de silicona para fondant y ponerle encima el papel de horno. Es el sistema que uso yo, me queda mas lisa así.

Ahora ya podemos dejarla enfriar. Tal y como os decía mínimo una hora, pero si es mas tiempo no pasa absolutamente nada.

Transcurrido este periodo es el momento de usar el cortador de la forma escogida y hacer nuestros hombres de jengibre o lo que se nos antoje y mientras  precalentamos también el horno a 180º

Se puede recortar el papel de esta forma evitareis deformar la galleta, pero si la habéis enfriado ya estirado no se os deformará al cortarla y pasarla a la bandeja de horno, preparada con papel.

Horneamos unos 10 minutos. Estarán listas cuando estén doradas de los bordes.

Esperamos a que estén frías para decorarlas.

A la hora de  preparar la glasa, tenemos que batir las claras con el limón e ir incorporando poco a poco el azúcar glas. Batiremos hasta que la mezcla no se desprenda del batidor. Después añadiremos agua, en dosis muy pequeñas hasta que encontremos el punto que nos sea mas cómodo para trabajar. Si nos pasamos aguando, rectificamos con un poco mas de azúcar.

Una vez lista, separamos la glasa en diferentes recipientes y la teñimos con colorante en los tonos deseados.

Seguidamente les hacemos a nuestros hombres de jengibre contorno. carita, botones y lo que queráis.

Las ponemos en una bandeja en medio de una bonita estampa navideña.

A comer!!

Deja un comentario