Cupcakes

Cupcakes «Reno» de Café y Chocolate

De todos es sabido que la prisa no es buena consejera, y cuando una se empeña en reproducir a un animalito navideño, necesita cierta preparación… debe pensar como se enfrentara a la elaboración de las facciones y en este caso, de la abundante cornamenta del bicho en cuestión. Pues bien, yo con toda mi pachorra, me dedique a pensar en eso con el cupcake ya horneado y la manga pastelera en la mano, con una vaga idea de usar galletas para los cuernos, de un paquete  que todavía no había abierto.

Ni os imagináis como me reí al ver el resultado… Si es que al final y sin ninguna duda, nada me divierte tanto como esto.

Os cuento ahora como los hice… pero claro está, podéis hacer la cornamenta con una plantilla, usando fondant , chocolate o incluso haciéndolos con fieltro o un papel bonito. Solo añadir un poco de previsión al asunto… que con los ataques de inspiración repentina, pasa lo que pasa.

Para el cupcake:

  • Dos o tres cucharadas de café soluble
  • 120 ml de agua hirviendo
  • 150 gr de harina
  • 1 cucharadita y media de levadura
  • una pizca de sal
  • 2 huevos
  • 150 gr de azucar
  • 100 ml de aceite vegetal
  • 1 cuharadita de vainilla

Para el buttercream

  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr de chocolate
  • 300 gr de azúcar glas
  • una cucharadita de vainilla
  • una cucharadita de baileys (opcional)

Para la decoración

  • Galletas tipo pretzels de chocolate, o las que encontréis que puedan parecer remotamente unos cuernos.
  • Bombones grandes
  • grageas de colores
  • ojos de azúcar

Precalentamos el horno a 175 º y preparamos el molde con las capsulas de papel.

Ponemos el agua a hervir, y le añadimos el café, mezclamos y reservamos hasta que se enfrié.

Mezclamos los ingredientes secos, exceptuando el azúcar, en un bol mediano.

Batimos a velocidad media los huevos junto con el azúcar, añadimos la vainilla y el aceite. Bajamos un poco la velocidad y le vamos añadiendo la mezcla de ingredientes secos, intercalada con el café.

Cuando tengamos una pasta homogénea, rellenamos las capsulas a dos tercios de su capacidad y lo horneamos por unos 15 o 20 minutos.

Una vez en su punto, los sacamos del horno y dejamos que se atemperen un poco antes de pasarlos a una rejilla para que se acaben de enfriar.

Mientras tanto, cogemos los bombones y les pegamos con chocolate o pegamento comestible una gragea de color marrón o rojo, para hacer los hocicos del reno.

Preparamos el buttercream, batiendo la mantequilla con el azúcar glas y la vainilla, le añadimos poco a poco el chocolate desecho al baño maría, o en el microondas, ojo que no este muy caliente o nos arruinará la crema. Cuando alcance la consistencia deseada, rellenamos la manga pastelera y decoramos el cupcake como más nos guste.

Le colocamos el hocico que hemos preparado y los ojitos. Y con las galletas, hacemos los cuernos.

Aquí los tenemos, Rudolph y sus hermanos medio bizcos…  Ideales!!

 

Deja un comentario