Cupcakes

Carrot Cupcake

La primera vez que probé el carrot cake lo hice a regañadientes. No me gusta la zanahoria, y la idea de encontrármela en una tarta no me hacia ninguna gracia, Pero en la cafetería donde trabajaba entonces, era la mas demandada por los clientes y mis compañeras no hacían mas que alabarla, así que no tuve mas remedio que acabar probando, y me gustó… vaya si me gustó.

Desde entonces la he hecho varias veces tanto en formato tarta como en cupcake y no paro hasta que no la prueba todo el mundo, por mucho que se resistan… Es una gran perdida no darle una oportunidad a este dulce por unos simples prejuicios verduriles!!

La receta la encontré en la web de Mas Edimburgo, ya veréis en el enlace que a su vez proviene de otra web que lo adapto de tal pastelería, es decir, no se realmente de donde es originaria… pero promete ser irresistible… y lo es.

Esta pensada para una tarta, si hacéis cupcakes os saldrán unos doce.  He variado la proporción de azúcar glas y le he añadido mantequilla a la de la cobertura, pues tenia que ser algo mas densa para que quedara con el cuerpo suficiente para la decoración del cupcake.

Ingredientes:

  • 4 zanahorias medianas ralladas muy finitas.
  • 275 gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela en polvo.
  • 225 gr de azúcar
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • Medio vaso de zumo de manzana (o de naranja)
  • 3 cucharaditas de nata líquida
  • Una pizca de nuez moscada (opcional)

 

Para el frosting

  • 250 gr de queso mascarpone (o tipo Philadelphia)
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar glas
  • Nueces para decorar

Precalentamos el horno a 175º y preparamos el molde con capsulas de papel.

En un bol, mezclamos los ingredientes secos (la harina, la levadura, la canela, el bicarbonato y la nuez moscada)

En otro bol, podéis usar el del procesador, si tenéis uno, batimos la mantequilla con los dos azúcares hasta que la mezcla esté cremosa. Vamos incorporando los huevos uno a uno sin dejar de batir, le añadimos también el extracto de vainilla.

Ahora le agregamos los ingredientes secos, una tercera parte cada vez, lo integramos bien y le añadimos la mitad del zumo de manzana. Repetimos el proceso y finalmente incorporamos el último tercio de la mezcla de harina.

Ahora con ayuda de una espátula, añadimos la zanahoria rallada y  la nata líquida.

Rellenamos las capsulas a dos tercios de su capacidad.

Horneamos 20-25 minutos. Comprobamos que estén bien cocidos, dejamos que se templen y los pasamos a una rejilla para que acaben de enfriar.

Para preparar el buttercream, mezclamos el mascarpone, el extracto de vainilla  y el azúcar glas y le vamos añadiendo la mantequilla a dados mientras batimos, hasta incorporarla toda. Batimos hasta que coja cuerpo y lo pasamos a la manga pastelera, en la que ya tendremos preparada nuestra boquilla preferida.

En este caso, mi nueva boquilla rusa redonda, que por cierto, me encanta,

Y ya los tenemos listos para ser devorados!!

 

Deja un comentario